Hello!

You are in Australia, and we have an Australian website here.

Hello!

You are in America, and we have an American website here.

Di adiós a las estrías con el aceite de coco

¡Hola Pasionistas! Aunque no lo creáis, el verano está muy pero que muy cerca. Las lluvias y el frío engañan… ¡Pero quedan menos de dos meses para junio! Si quieres hacer una operación bikini exprés, te va a interesar lo que te vamos a contar hoy.

Una de las cosas que más nos molestan a todas de nuestros cuerpos (y que más tenemos) son las estrías y la celulitis. Combatirlas en el gimnasio es muy buena opción, pero también requiere mucho (pero que mucho) esfuerzo y tiempo, que puede que no tengas (o no quieras) invertir en el gimnasio. ¿Solución? Hoy os vamos a hablar de un remedio casero que, con un poco de ejercicio y una dieta saludable, va a potenciar los resultados.

 

 

Existen miles de cremas, mascarillas y productos que prometen acabar con las estrías y la celulitis. Pero como ya sabéis, nosotras apostamos siempre por los productos ecológicos y naturales. No nos hacemos más de rogar, estamos hablando del milagroso aceite de coco.

Las estrías son lesiones cutáneas lineales o fusiformes de longitud variable que aparecen por la pérdida de elasticidad del tejido conjuntivo. Traducción: son cicatrices que se producen por la rotura de las fibras de colágeno y elastina de la dermis, la capa intermedia de las tres que conforman la piel.

La mayoría de las veces aparecen por cambios frecuentes de peso. Pero también pueden ser causados por los vaivenes hormonales; ejercicio físico intenso, dietas pobres en vitaminas y proteínas, genética o la ingesta de determinados fármacos. Por mil millones de razones de las que no nos libramos casi ninguna.

En las mujeres, las estrías suelen aparecer en los pechos, en el abdomen, glúteos y nalgas.

 

El aceite de coco es uno de los más nutritivos. Es rico en ácidos grasos esenciales y vitaminas E y K, nutrientes que fortalecen las paredes de las células y son excelentes para nutrir la piel y proporcionarle mayor flexibilidad y elasticidad, consiguiendo no solo prevenir las estrías, si no también eliminarlas.

El aceite de coco también ayuda a preservar el colágeno y la elastina en la piel, lo que es ideal para prevenir la formación de nueva estrías.

 

Cómo usar el aceite de coco

Nuestra recomendación es que compres un aceite de coco calidad, es decir, orgánico, que lo encontrarás en cualquier herbolario o perfumería.

Aplicar el aceite de coco no tiene ningún misterio. Coge pequeñas cantidades con las manos y aplícalo en las zonas que quieras con un ligero masaje. Puedes echártelo donde quieras, es igual de efectivo en todos lados de nuestro cuerpo.

Si el aceite está muy sólido, extrae la cantidad que vayas a usar, ponla en un recipiente y caliéntalo en un microondas durante unos segundos para que esté más líquido.

Para potenciar su efectividad, lo mejor es que lo uses justo después de la ducha, cuando la piel está limpia y absorbe mejor el producto. ¡Úsalo todos los días! Tienes que acostumbrarte a que este ritual forme parte de tu rutina, solo así notarás los resultados.

 

 

Otros beneficios del aceite de coco

Combate la celulitis.

No es tan efectivo como con las estrías, pero combinado con un tratamiento específico contra la celulitis, puede resultar muy beneficioso. Estimula la circulación y favorece la eliminación de tejido adiposo, lo que te dará una piel más saludable y tersa.

Duplica las pestañas

El aceite de coco acelera el crecimiento de las pestañas y aumenta su grosor. Hay dos opciones: se pueden añadir unas gotas de aceite de coco a la máscara de pestañas o aplicar con la yema de los dedos o un algodón directamente a la pestaña cada noche antes de dormir. Nosotras nos decantamos más por la segunda alternativa. Si realizas esta práctica cada noche, en menos de un mes notarás los resultados.

 

Hidrata el contorno de ojos

Como ya hemos mencionado en otros posts, la piel de alrededor del ojo necesita unos cuidados diferentes al del resto de la cara. Es una zona más fina y más delicada que precisa una nutrición más intensa. Si no se le dedica la atención necesaria, se corre el riesgo de la aparición prematura de arrugas y patas de gallo.

Aplica el aceite en el contorno del ojo cada noche con pequeños toquecitos (nunca arrastrando) con las yemas de los dedos o con un algodón.

 

Repara el cabello

El aceite de coco resulta muy beneficioso en todas las cuestiones capilares. Como con las pestañas; los ácidos grasos esenciales penetran en el pelo y repara, nutre y protege el pelo.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Sale

Unavailable

Sold Out